Patinete eléctrico:

Vida y movilidad urbana.

El futuro del transporte urbano

Estamos al borde de una revolución en lo que respecta al transporte personal. Las grandes ciudades están llenas de gente, el aire está demasiado cargado y contaminado, y a menos que quieras pasarte la vida en un atasco, debemos encontrar otra forma de desplazarnos.

Los fabricantes de automóviles están buscando fuentes alternativas de energía, produciendo baterías más eficientes, ligeras y menos costosas, y aunque la industria está progresando rápidamente, todavía estamos lejos de que los coches eléctricos estén disponibles en todo el mundo.

Hasta que eso suceda, nos quedan las bicicletas, el coche compartido y el transporte público. Pero lo que la gente realmente quiere es una manera de moverse de un destino a otro sin sacrificar la comodidad, la libertad y la flexibilidad que ofrece tener un coche propio.

Los scooters eléctricos son la respuesta a la tendencia de la miniaturización, electrificación y personalización del transporte urbano.

En las grandes ciudades de Asia, por ejemplo, donde las calles están superpobladas y casi no hay transporte público subterráneo, los scooters dominan el tráfico por carretera.

Los coches son demasiado grandes, cuestan demasiado y ofrecen pocos beneficios. La gente que vive en las zonas urbanas no está interesada en tener un coche, buscan una forma de desplazarse que sea conveniente, rentable y limpio.

Viaja en vehículos eléctricos

Si vives cerca de tu trabajo, pero está un poco lejos para ir andando, la bicicleta eléctrica o el patine eléctrico es la solución perfecta para ti.

Al viajar en estos vehículos estás eliminando un coche de la carretera, reduciendo tu huella de carbono, y no sólo estás ayudando a tu ciudad, sino también conociéndola un poco mejor.

Con una velocidad máxima de aproximadamente 35 kilómetros por hora, y un alcance de entre 25 y 40 km/h, estos vehículos eléctricos pueden sustituir al coche, el autobús o el tren en todos los trayectos de corta distancia.

Son fáciles de conducir, y la curva de aprendizaje es relativamente fácil, incluso para alguien que nunca ha montado en un vehículo de dos ruedas antes.

La mayoría de los modelos no requieren seguro, matrícula ni placa, aunque es mejor consultar la regulación de cada Comunidad Autónoma. Usar un equipo de seguridad como el casco, no sólo es altamente recomendado, sino también requerido por la ley.

Desarrollo urbano – Impulsamos conceptos urbanos integrales. Diseñamos programas de pedagogía sobre la producción del espacio público para diversos públicos; diseñamos procesos de participación y de diálogo para actores de la sociedad civil, la economía y la política.

Producción Cultural – Buscamos formas y formatos desde las práctica culturales que disuelvan la distancia entre el productor y el receptor; que hagan posible la cooperación interdisciplinar e intersectorial

Comunicación – Desarollamos actividades en red, relaciones publicas y programas de formación para actores que cambian las cuidades. Hacemos circular conocimientos.

Más en Facebook